Adiestramiento Valencia

Adiestramiento canino y correccion de conducta



Ansiedad por separacion

La ansiedad por separacion en los perros

La ansiedad por separación canina es uno de los problemas de conducta mas común y con el mayor porcentaje de éxito en su recuperación.


Un perro con este desvio de conducta puede manifestar todos o algunos de los siguientes sintomas en mayor o menor medida:


 - Ladridos y/o aullidos continuos en el momento en que el perro se queda solo en el hogar. Estos ladridos pueden empezar nada mas cerramos la puerta o comenzar pasado un tiempo cuando el animal que esperaba nuestro regreso, piensa que no vamos a volver.


 - Morder todo aquello que se encuentre a su alcance, provocando destrozos en casa de mayor o menor medida. Uno de los objetivos mas comunes es la puerta, a la que ve como un impedimento y como foco de su frustración ya que al otro lado se encuentran sus amos.

Este afán por morder esta originado por el propósito de traspasar los obstáculos que lo separan de sus dueños, pero en gran medida también por la canalización de toda su ansiedad y frustración hacia una acción que libera esta energia negativa.


 - Cuando nos encontramos en el hogar, los perros afectados por la ansiedad por separacion acostumbran a seguirnos por toda la casa. Siendo casi imposible desplazarnos de una habitación a otra sin que vengan con nosotros.


 - En momentos en los que estamos quietos, por ejemplo en el sofa, siempre estan sentados mirandonos pidiendo caricias y mimos, o en su defecto echados, pero lo mas cerca de nosotros que pueden.


 - A menudo también nos exigen dormir en nuestra habitación bajo chantaje de permanecer ladrando toda la noche.


 - Hacer sus necesidades en casa cuando no estamos.


El perro tiene mucha dependencia de sus dueños por lo que no puede estar solo. Suele confundirse con miedo a estar solo pero generalmente se trata de un estado de dependencia excesiva de las personas de su entorno. Por lo que el fin del tratamiento consiste en hacerlo mas independiente de nosotros mediante normas y ejercicios.


Causas de la ansiedad por separacion en perros


Este problema no esta provocado por el comportamiento de malos, despreocupados o crueles dueños de perros.

Todo lo contrario esta ansiedad por separacion se origina generalmente en hogares donde a los perros se les otorga gran importancia y a los que se pretende cuidar de la mejor de las maneras. Llegando muchas veces incluso a tratarlos como a niños.


Muy a menudo, sobretodo en razas pequeñas estos perro ademas combinan un problema de dominancia, ya que son canes a los que se les presta mucha atención, apenas se les deja solos, puede que incluso muy habitualmente los llevemos en brazos, nos de pena dejarlos solos, ...


En los momentos en los que por necesidad debemos dejarlos solos en casa, nos despedimos de ellos muy cariñosamente. Por ejemplo, " Ahora nos tenemos que ir, volveremos pronto, portate bien, tranquilo enseguida estamos aquí" y mientras decimos esto le acariciamos mucho e incluso nos agachamos para estar a su altura.


ansiedad por separacion

Como veis el origen no esta en ser malos amos, sino en pretender ser los mejores.


Otra posible causa de la ansiedad por separacion se encuentra en perros que han sufrido algún accidente o enfermedad de mas o menos larga duración, en una etapa joven de su desarrollo.


En la cual lo hemos cuidado y debido a la necesidad de nuestras atenciones continuas durante su convalecencia, el perro no ha aprendido a estar solo.


En el momento de la recuperación este ya mostraba síntomas de este desvio en el comportamiento a los que por carecer del conocimiento suficiente no hemos podido atajar y sucumbimos a su chantaje para no estar solo, con lo que el problema se fue agravando.


Una combinación de las anteriores causas se da en dueños que poseen un cachorrito, sobretodo si por causas de fuerza mayor debemos adoptarlo antes de cumpir las 8 -10 semanas de vida. Espera necesaria como ya comentamos en un artículo de nuestra sección de cachorros.


Es inevitable hacerles mimos y verlos como niños pequeños, incluso yo debo de ser fuerte y no caer en la tentación.


Siendo pequeños, necesitan muchas atenciones y no podemos dejarlos solos mucho tiempo.


Aún asi debemos permitirles desarrollar y alentar su independencia todo lo posible.


En nuestras salidas y entradas a casa cuando se trata de un cachorrito resulta muy dificil seguir la máxima norma de ignorarles. Como nos hacen gracia y les vemos contentos cuando llegamos, terminamos jugando con ellos..


Es muy frecuente caer en la idea de que el perro nos ha hecho algún destrozo o se han orinado por venganza, con mala idea. Nada mas lejos de la realidad, los perros no tienen el sentido que tenemos nosotros del bien o el mal, si lo han hecho es por otro motivo diferente.


La ansiedad por separacion en perros acostumbra a venir acompañada de otros desvios en la conducta, de los cuales los de dominancia son los mas comunes.


Suelen ser perros que tiranizan al dueño exigiéndoles todo lo que desean. De la misma forma que no permiten que se les deje solos, exigen continuamente que se les acaricie, se juegue con ellos, etc. e incluso pueden mostrarse agresivos sino se acata sus ordenes


Es posible que las conductas destructivas y los ladridos que se han asentado en el perro durante bastante tiempo, adquieran la cualidad de conductas aprendidas.

Esto quiere decir, que ademas de estar motivadas por la ansiedad, también lo están por la costumbre o el aprendizaje ya que han creido obtener algún beneficio por realizarlas.


Puede que alguna vez hubieramos vuelto a casa cuando el perro estuviera ladrando o acabara de hacerlo recientemente. Entonces el can quizas habría pensado que la vuelta de sus dueños se debe a sus ladridos. Por lo que si ladra mas es mas probable que regresen a casa antes.


Entonces puede darse el caso de que observemos mejoría en la independencia del perro, baje el nivel de sus conductas no deseadas, pero veamos que aún persisten en menor medida. Generalmente termina desapareciendo esta respuesta por si sola, pero en ocasiones deberemos cotracondicionarla para eliminarla por completo.


Debido a que se trata de un problema "grave" en el sentido de que muchas veces cuando se acude a un profesional se han recibido muchas quejas de los vecinos. Los dueños del perro problematico son muy receptivos y disciplinados a la hora de seguir un tratamiento.


Como tratamos la ansiedad por separacion


Al tratar la ansiedad por separacion canina es muy importante que los propietarios comprendan y sigan de manera muy disciplinada las normas sociales caninas.


La ventaja de este problema de conducta radica en que realizando correctamente el tratamiento, prácticamente todos los casos se resuelven positivamente. A diferencia de otros casos como puede ser la agresividad en los que la solución se encuentra mas allá de lo que es posible mediante modificación de conducta.


El éxito de la recuperación de nuestro perro, pasa por entender que ellos se rigen por normas sociales diferentes a las nuestras. Igual que en la antigua Roma era muestra de buena educación eductar después de un banquete pero ahora en occidente es un gesto de mala educación en cualquier momento.


Si nosotros nos despedimos de nuestro perro. Este en vez de verlo así, lo entiende como que hemos iniciado el juego con el y de repente, apenas hemos comenzado lo cortamos, creandole un sentimiento de frustración que incrementará su carga emocional en nuestra ausencia.

De la misma forma si lo saludamos a nuestro regreso, en vez de quedar como un simple gesto de educación nuestro can lo recibirá y creará una expectativa de juego y atenciones cada vez que nos vayamos lo que alimentará la ansiedad de nuestro perro durante el período que permanezcamos fuera del hogar.

A pesar que para los perros en circunstancias naturales (como en los lobos) es impensable que un miembro de la manada permanezca alejado de esta por peíiodos largos.

Los perros al convivir con los humanos, han de acostumbrarse a las largas ausencias, ya que nuestras vidas en pocas ocasiones permiten evitar estas separaciones.


Por lo tanto a fin de facilitar esta situación "anomala" en la vida de nuestros perros, debemos conocer y utilizar sus normas sociales y formas de comportarnos con nuestros compañeros.


Del mismo modo que la norma anteriormente descrita de no saludar ni despedirnos de nuestros canes en nuestras idas y venidas del hogar, existen otras que debemos aprender y utilizar en nuestra convivencia con ellos.


Si la ansiedad por separación se encuentra arraigada, es preferible que acudamos a un profesional a fin de que nos ayude a solucionar nuestro problema de la manera adecuada.


Si te ha gustado nuestro artículo, recomiendalo para que otros puedan disfrutarlo.
















MENU