Adiestramiento Valencia

Adiestramiento canino y correccion de conducta

CLASES PARA GRUPOS, muy economicas. Para mas informacion pinchar aqui

perro sordo

Este es Leo, un perro con sordera congenita.

Adiestrar o no, a un perro sordo

Cuando a nuestras vidas llega un perro con problema de sordera, se nos plantea el dilema de su adiestramiento.

Muchas veces se duda de la eficacia del adiestramiento en este tipo de canes. Ya que al no poder oirnos, pensamos que no van a poder obedecernos o aprender de la misma manera que un perro oyente.


Por otro lado lo vemos con una discapacidad que va reducir su habilidad de desenvolverse, que le va a impedir llevar una vida normal. Se va a tender a sobreprotegerle y cuidarlo hasta el punto de llegar a mimarlo e inpedir que tenga experiencias nuevas y necesarias.


Nada mas lejos de la verdad. Los perros utilizan de manera prioritaria un lenguaje visual, es mas a lo largo de su convivencia con el ser humano es de los pocos animales, si no el único que mira a la cara y a los ojos buscando comunicación. Un can con problemas de sordera, no va a poder apoyarse en el oído para controlar a su guia, ya sea para recibir sus órdenes como para asegurarse de su presencia cerca de el.

Por ello se ve obligado a mantener un mayor contacto visual con su dueño, mejorando la atención y concentración en este, lo que lo hace mas receptivo y adiestrable.

ADIESTRAMIENTO DE UN PERRO SORDO


El vínculo entre un perro sordo y su guia generalmente es mas fuerte que el existente en canes oyentes. Su dueño es el que le avisa de peligros que el no puede percibir y en el cual, busca las directrices necesarias, para actuar en situaciones, en las que el carece de los recursos para decidir independientemente.


A todo esto se añade la ventaja de que carece de uno de los principales focos de distracción, con los que nos encontramos en el trabajo de adiestramiento canino, los sonidos.

Este tipo de perros se encuentra inmunizado ante ladridos de otros perros, petardos, sonido del viento, truenos, coches, tráfico y cualquier ruido inesperado que llamara la atención del can. Por lo que adelantamos en la fase de distracciones y nos libramos de cualquier distracción sonora no deseada antes de tiempo.


Digamos que la única desventaja en el adiestramiento de un perro sordo se encuentra en la llamada, ya que ha de mantener el contacto visual para percibir una orden. En el caso de que se aleje, vaya con un perro o persona el no va a estar pendiente de nosotros.


La mejor opción en el ejercicio de llamada es la utilización de un collar eléctrico con efecto de vibración, a la cual se puede condicionar al perro a acudir a la llamada.



Se puede observar el vínculo existente entre Leo y su dueña

Correcciones para un perro sordo


Lo mas importante es tener claro que se trata de un perro con una carencia sensitiva no de un can de porcelana.


Hay que tratarlo bien, eso esta claro, pero también necesita disciplina al igual que un perro oyente e incluso un niño, a los cuales en el caso de tener un mal comportamiento corregimos sin dudarlo.


En caso contrario, podemos encontrarnos con perros con una dominancia muy alta, a los que sin querer hemos "mimado" un poco. El perro mas alla de agradecer nuestras atenciones, las percibe como muestras de debilidad, lo que a su modo de ver, nos convierte en lideres mediocres a los que el no respeta.

Por lo tanto, no hay que tener miedo de corregirle en caso necesario, con el nivel de corrección adecuado a la infracción realizada. No es lo mismo que se adelante un poco en el FUSS a que robe comida de la mesa.


Estas correcciones pueden realizarse, mediante toques de correa, empujones, ligeros cachetitos (como siempre nunca dolorosos), toquecitos con la pierna y a modo de compensar el "NO" verbal, elegir algún gesto con este mismo significado, el cual debe de ser corto y debe poder ser realizado instantaneamente.


En el vídeo anterior podemos observar una corrección con correa ejecutada en la medida de la infracción realizada por Leo. Seguidamente unas ayudas para llamar la atención del can bien realizadas por la guia.


Como felicitar y mantener la atención del perro sordo


Esta claro que no podemos decir "MUY BIEN" y ya esta, por lo que debemos elegir un gesto para felicitarle por el trabajo bien hecho. A fin de que entienda que así es como queremos que ejecute el ejercicio y como recompensa en si mismo por el trabajo bien realizado.

De igual manera, que en las sesiones podemos utilizar sonidos para recuperar la atención del can, con un perro sordo, también se hace necesaria la utilización de gestos para cumplir esta función.


Lo único importante en la ejecución de estas ayudas es que puedan ser facilmente visibles por nuestro compañero.



La guia felicita una buena ejecución de Leo.

Expresiones y teatralidad


Si con un perro oyente, es muy importante la teatralidad, con uno sordo es esencial. Debido a que con estos no podemos utilizar las ayudas de la voz, deberemos compensarlo exagerando los gestos y las expresiones.


Los perros son los únicos (o de los pocos) animales que han aprendido a discernir nuestro estado de ánimo mirandonos a la cara y a los ojos. A diferencia de los lobos que al no haber evolucionado a nuestro lado, practicamente no buscan nuestros ojos para comunicarse.

Es por ello que debemos aprovechar esta ventaja para transmitir emociones con nuestros gestos, autoridad, alegria, enfado...


Podemos usar la voz, aunque el perro no nos oiga nuestro gesto será mas natural y por la tanto mejor comprendido por el animal. Por ejemplo al decir "NO" nuestro gesto será de autoridad o enfado según la situación.


Otra ayuda que podemos utilizar para llamar la atención de nuestro perro sordo , cuando se encuentra alejado y no nos mira, es dar un pisotón fuerte al suelo, para que este sienta las vibraciones. La efectividad de este recurso dependerá de la distancia a la que se encuentre el perro y del tipo de terreno.


La velocidad de adiestramiento de un perro sordo

El periodo de adiestramiento de un perro sordo, aunque parezca contradictorio, suele ser mas corto que el de un perro oyente.


Cuando pensamos en adiestrar a nuestro perro, surgen las dudas de si su deficiencia auditiva ralentizará su aprendizaje. Debido a una serie de circunstancias, pasa justamente lo contrario:


- Tiene la ventaja de no distraerse en medio de un ejercicio por cualquier sonido inoportuno. Este lo sacaría de su estado de trabajo y llevaría al can a no ejecutar el ejercicio y a una desobediencia, que si no está bien corregida, daría lugar a una necesaria recuperación de nuestra autoridad y de la limpieza del ejercicio. En las fases finales del adiestramiento se trabajan este tipo de distracciones, pero en las primeras son algo negativo.


- Al no poder recibir nuestras indicaciones mediante la voz, no puede permitirse distraerse tan facilmente, mirando hacia otro lado. Lo cual bajaría su concentración hacia nosotros. Ya que cada vez que no nos está mirando, el se encuentra totalmente incomunicado de su guia, al que necesita por motivos de protección y de dirección en las funciones del grupo social. Lo que nos permite disponer de un mayor grado de concentración durante el trabajo por periodos mas continuos.


- Al igual que pasa con las personas, cuando estas carecen de un sentido, los demas se desarrollan mejor, a fin de compensar el que falta. Acrecentado por el hecho de que el oido es uno de los sentidos mas águdos de los perros y que su carga de sensaciones es de las mayores. Por este hecho su silencio repercute de gran manera sobre los demás sentidos. Lo que debe de aumentar significativamente su mejoría. Y esto en un sentido como el de la vista y el tacto, los cuales son de los mas deficientes, es apreciable.


Tomemos por ejemplo el sentido del tacto, en un perro sensible, nuestras correcciones de correa pueden ser mas suaves y el perro las apreciará mejor definidas y mas precisas en el tiempo. Esto también nos obligará a nosotros a mejorar nuestra destreza al corregir, ya que un minimo aumento de la fuerza, puede ser tomado por el perro, como una corrección injusta y perjudicar con ello los resultados del trabajo.


- Al existir menos sentidos, lo que por estos se capte cobrará mas importancia en los procesos cognitivos del perro. La lógica esta en que si al cerebro entran menos estímulos externos, estos serán registrados con mayor nivel que si entrarán el doble de experiencias. Cuantas menos cosas hay que recordar mejor se recuerdan estas.


- En el adiestramiento canino habitual, los perros asimilan primero los gestos. Según avanza el proceso de aprendizaje, estos gestos se eliminan para sustituirlos por las voces correspondientes. Con un perro sordo esta sustitución se excluye, con lo que nos ahorramos una etapa y el tiempo correspondiente a esta.


Como en cualquier otro tipo de adiestramiento, es conveniente que el adiestrador enseñe primero el ejercicio al perro. Y posteriormente instruir al dueño en su ejecución, a fin de que este, se encuentre capacitado para finalizar la enseñanza de la rutina al can.


Diferencias en el adiestramiento de perros sordos y oyentes

El adiestramiento de un perro sordo es practicamente igual al que se aplica a un can sin deficiencias auditivas.


El adiestrador debe enseñar e inculcar practicamente las mismas normas sociales y de comportamiento que los dueños han de seguir con el perro, para mantener su nivel de adiestramiento y para mantener un perro equilibrado tanto física como mentalmente.


Existen algunos puntos a tener en cuenta:


Ya que no nos oye, debemos de asegurarnos que ve nuestros gestos cuando le damos una orden. Debemos confiar en su visión periférica, no es necesario esforzarnos exageradamente en buscar la mejor posición para que nos vea la mano. Pero sí que hay que asegurarse de que la ve claramente.


Como hemos comentado anteriormente, por razones obvias, nos saltamos la etapa en que sustituimos los gestos por la voz.


El resultado final del adiestramiento de un perro sordo no tiene por que ser de menor calidad que el de un can sin deficiencias. En ocasiones puede ser incluso mejor. Al estar mas concentrado en su guía se pueden obtener resultados de gran velocidad, precisión y técnica.


Aprender a confiar en el

A menudo cuando vemos que nuestro perro sufre una discapacidad, no importa cual, tendemos a verlo como un ser frágil y débil, al que debemos poner entre algodones para protegerlo del crúel mundo exterior.


¿Qué ocurre en estos casos?, por un lado, el perro puede ver en nuestras muestras de afecto y atenciones muestras de sumisión y de debilidad por nuestra parte, por lo que no nos respeta como líderes y mucho menos como protectores. Por lo que es el, el que toma el control del liderazgo y la función de defender al grupo familiar. Por lo que pueden surgir problemas de obediencia, ciertas situaciones de agresividad debidas principalmente a una dominancia mal impartida.


También debido a unos cuidados excesivos y de procurar no dejarle solo, pueden darse casos de ansiedad por separación.


Si en la etapa de cachorro, se ha estado sobreprotejiendole en exceso. Se le ha privado de las necesarias experiencias tanto buenas como malas, las cuales también son necesarias para ayudarle a madurar. De esta carencia del aprendizaje pueden surgir diversos tipos de patologías en el comportamiento canino, que después en la edad adulta deberemos tratar.


La mejor opción es confiar en el y permitirle moverse por el mundo con cierta libertad. Siempre vigilandole pero dejandole espacio para cometer sus propios errores.


En la calle, debemos de tratarlo de la misma manera que a los demás perros. Si esta educado y es obediente, en las zonas donde podemos soltar a cualquier otro perro, no hay razón para que no podamos soltarlo a el. Por otro lado, del mismo modo que un perro que no obedece eficazmente a la llamada, nunca aconsejaría dejarlo suelto, tampoco lo haría a un perro sordo.


Así que ya veis, lo importante no es, si es sordo o no, si no si está educado o no.

Como podéis apreciar en el siguiente vídeo, no hay porque tener miedo de dejar suelto a un perro sordo, si está bien educado.


sordera
Pincha aquí

La sordera canina desde el punto de vista veterinario


Y hasta aquí ha llegado nuestro enfoque sobre el trabajo con un perro sordo. Espero que os haya gustado y os sirva de utilidad.


Para todos aquellos que querais aumentar vuestros conocimientos sobre la sordera canina, os invito a pinchar en el esquema del oído situado a la izquierda. Este enlace os llevará a un estupendo y completo artículo de www.perros.com que desarrolla este tema en profundidad.


En este interesantísimo artículo hablan de la sordera congenita, los problemas auditivos mas comunes, cómo detectar la sordera, cómo actuar si se presentan problemas de este tipo, cómo prevenir algunos tipos de sordera, ...


Como siempre digo un veterinario es el que mejor sabe de medicina canina, mientras que para el adiestramiento y la conducta canina estamos los adiestradores y etólogos.


AGRADECIMIENTOS

Nuestro mas sincero agradecimiento a los propietarios de Leo, la estrella de este artículo.


Cuya labor no se limito a permitirnos grabar una de nuestras sesiones de adiestramiento, participando activamente en su realización.


Si no que gracias a su entusiasmo y creatividad surgió la idea de la realización de este especial sobre el adiestramiento de perros con sordera.


Si te ha gustado nuestro artículo, recomiendalo para que otros puedan disfrutarlo.
















MENU